jardinyplantaslogo
Compartilo!
 

Bonsais

Inicio


 

Pautas para lograr un bonsái Zen

El Zen es una filosofía que combina el interior de cada persona con la naturaleza. Esta filosofía expresa que el ser humano, y especialmente el alma de los mismos necesita de la naturaleza, ya que esta es un medio que le trasmite tranquilidad, serenidad y calma a las personas. Este tipo de filosofía Zen, tiene diferentes artes fines a su disciplina, entre ellos encontramos el bonsái. El bonsái zen, se origina en China, pero luego se extiende hasta Japón donde comienza a tomar fuerza.

bonsai-zen-tipos

Este tipo de arte, esta en constante búsqueda de una perfección en el arte del bonsái, ya que este tipo de trabajos esta buscando constantemente encontrar y terminar el bonsái zen. Para lograr un buen bonsái zen, se debe reducir al árbol que se escogió en tamaño, pero a la vez se debe mantener las proporciones que se tienen del árbol. Este tipo de arte se rige por una cantidad de reglas budistas zen, de ahí que se llama bonsái zen. Estas reglas son las pautas que se re necesitan para poder desarrollar correctamente la técnica que se utiliza para continuar con este tipo de arte. En muchos casos el bonsái, se considera hasta una religión con el cual se logra meditar y concentrarse y en muchos casos solo se permite que los padres se lo enseñen a los hijos como implementar cada técnica.

Es así también que, al bonsái formar parte de zen, que este inculca una paz mental al practicante de esta religión o filosofía de vida, este arte se considera que tiene las mismas características, y que además es muy importante para quienes creen en este tipo de filosofía. Una característica que forma al bonsái zen muy especial es que se lo considera como una forma de arte viviente y nunca se termina. Siempre la posibilidad de cambiar el estilo del bonsái zen o simplemente de lograr que el proceso del árbol avance hasta lograr un bonsái zen es lo que hace a este tipo de arte especial. Además de esto, la filosofía que rige este tipo de trabajos, expresa que en realidad no existen los árboles bonsái, sino que el fin que se logra del árbol es un bonsái zen y se hace para lograr llenarnos espiritualmente con una paz interior.

Bonsái Zen: sinónimo de armonía y equilibrio

Cuando nos encontramos con una forma de bonsái zen triangular, tiene toda una explicación filosófica. La punta del triangulo representa a Dios, la parte del medio representa al hombre y la parte mas baja de la forma triangular del bonsái representa a la Tierra. Así se expresa cada parte del bonsái zen. Por estas características es tratado al bonsái como un arte, y se considera en Japón como una forma muy importante de expresión y de llegar a alcanzar ese bienestar que se necesita, y todo a través del bonsái. Este tipo de prácticas estimula el crecimiento de la humildad, paciencia, meditación y el respeto por nosotros y los demás. Por todo esto es que el bonsái, no se considera una simple labor de jardinería, tiene todo un significado cada corte que se realiza, cada forma que se le da al árbol y no se toma a la ligera su realización, tiene que ser llevada a cabo por gente que tenga conocimientos previos que le ayuden a realiza esta tarea.

bonsai-zen-formasCon los conocimientos que se tienen, se deben aplicar teniendo en cuenta varios puntos para realmente realizar un bonsái zen, y no simplemente reducirle el tamaño a un árbol cualquiera. La elección de árbol es una tarea muy importante, la forma que se va aplicar al mismo debe tener un significado, la vasija que se utiliza para colocar el pequeño árbol, se debe elegir sabiendo y combinando los colores que se tiene del árbol. La sensación de armonía que debe expresar el bonsái es importantísima, esto se debe ver cuando el trabajo avanza y las características que expresan deben ser armoniosas, y sobre todo expresar algo el bonsái. El diseño que se aplique debe expresar vida, debe mantener un ritmo que demuestre que se trata de un diseño viviente y no simplemente de un árbol reducido en su tamaño. El diseño del bonsái zen se continúa perfeccionando a través del tiempo y esto condiciona al hecho de que se necesita dedicarle muy tiempo para cada bonsái y poder cumplir con las características de cada uno de ellos. De esta manera es un arte que nunca termina, solamente se finaliza de trabajar en el bonsái cuando ya no queda mas nada por hacer y se tiende a comenzar a realizar otro nuevo o simplemente, si se nota que es un gran trabajo poder llegar a concluir con la labor del hacer un bonsái zen, se finaliza con el que se comenzó y luego se termina con ese la aventura en este territorio.

Aunque bien sabemos que los bonsáis zen, siempre necesitan estar cuidados ya que con el paso del tiempo comienzan a necesitar trasplantes para ayudarlos con los nutrientes que se necesitan para mantener el ritmo de crecimiento y además de esto podas con cierta frecuencia para que se siga manteniendo la forma que se le quiso dar en un principio al bonsái. Entonces generalmente se debe seguir cuidado al bonsái para que no pierda las características que lo volvieron en un comienzo lo que es. De esta manera se tiene que realizar un mantenimiento al bonsái, ya sea de podado, abonos o cambio de posición. Cumpliendo con todas estas características y teniendo en cuenta los pasos que estuvimos nombrando y las condiciones que se deben ir presentando para que el bonsái zen se realice correctamente, se puede llegar a ese fin que se intenta obtener con el bonsái, paz.

 
   
Google
 

 
www.jardinyplantas.com ~ todos los derechos reservados