jardinyplantaslogo
Compartilo!
 

Diseño y mantenimiento

Inicio


 

Objetivos del diseño de jardín

Un jardín es sin lugar a dudas uno de los espacios más relevantes de una vivienda por ello la forma en que lo armemos y el cuidado que le brindemos es lo que le otorgará una cierta imagen, para que esta última sea la deseada debemos necesariamente poner mucho énfasis en las mencionadas tareas y muchas otras. El diseño de jardín es aquella tarea que se relaciona tanto con el armado del fondo como con el cuidado y mantenimiento del mismo, los árboles, las plantas y las flores no pueden colocarse de forma casual, sino que siempre se debe pensar en el equilibrio exacto entre la naturaleza y nosotros mismos.

diseno-jardin-jardineraUno de los objetivos del diseño de jardín es aprovechar al máximo las superficies creando un efecto de agrandamiento, siempre utilizando los elementos que componen a nuestro fondo; para poder llevar a cabo correctamente el diseño debemos tener en cuenta el contexto en el que se encuentra el jardín, su entorno es primordial no sólo para saber dónde ubicaremos las plantas y flores, sino también para estar atentos al tipo de vegetación y suelo que estamos trabajando. Existen múltiples técnicas para diseñar y decorar una parcela, pero todas ellas tienen tres elementos en común: plantas, césped y cielo; al mismo tiempo, los árboles, las paredes, los muros y los arbustos influyen significativamente en la totalidad del vergel; generan subespacio dentro de una misma área y demás características.

diseno-jardin-disenoEl objetivo principal del diseño de jardín es poder manejar este espacio dándole un fin: recreación, utilitario, circulación, reposo, estancia, etc; además no debemos olvidarnos que nuestro fondo es el reflejo de la personalidad de nuestra casa y de los habitantes que en ella residen y por lo tanto se toma como un elemento de identificación. Entre las reglas de diseño de jardín encontramos que el jardín debe combinar con las líneas rectas y los ángulos que lo definen, la segunda afirma que, a medida que el prado se vaya alejando de la casa, puede ir aumentando en variedad de formas y así predominarían los círculos y las curvas. Cuando los terrenos son extensos, cabe la posibilidad de crear áreas ajardinadas más naturales en donde los árboles predominen dando un aspecto más desordenado; a estas zonas se las conoce como “de bajo mantenimiento”. Más allá de estas tres reglas de diseño de jardín, lo primero que hay que hacer es el esbozo del mismo, observar cuidadosamente el terreno y los lugares de sombra y sol, las características del suelo, analizar los vientos y demás factores.

Diseño integral de jardín: suelo, césped y plantas

El estudio de suelo es parte vital del diseño de jardín ya que allí es donde se desarrollará nuestra vegetación, se aconseja analizarlo para determinar sus cualidades y adaptarse a ella para empezar con esta tarea. Si nos mudamos a una casa con jardín, entonces lo tendremos en cuenta antes de planear el nuestro así aprovecharemos al máximo los elementos originarios; si el jardín va a pertenecer a una casa y el terreno todavía no se ha edificado, es conveniente charlar la idea con el arquitecto.

Una vez solucionado el tema del suelo pasamos a otro no menos importante, el césped; su crecimiento finaliza a los 12 o 18 meses de haber sido sembrado; vale aclarar que su crecimiento se dificulta si se encuentra debajo de árboles y por ello recurriremos a plantar grava. Cuando diseñamos el jardín, más específicamente la parcela, debemos tener en cuenta dos aspectos: la posibilidad de aireación debido a las continuas pisadas y la complementación de las plantas. Justamente ahora haremos referencia a ellas.

¿Qué sería de un jardín sin plantas?, seguramente se parecería más a un desierto que a un prado. El resultado del diseño de jardín dependerá en gran medida de las plantas que se utilicen, sus colores, flores, volumen y estructura; se pueden colocar varias plantas juntas o por separado, todo esto debe ser analizado antes de la conformación del vergel; la vegetación es útil para crear nuevas áreas y producir diferentes sensaciones.

Aunque para muchos esto resulte extraño, no se deben seleccionar plantas en función de su belleza o de la de sus flores, sino por su forma, volumen, tamaño, textura o por las condiciones de supervivencia que posean. Por último, decimos que se debe evitar incluir excesivas variedades de plantas en un mismo lugar, lo que se aconseja es que el diseño de jardín sea sencillo eligiendo un color dominante y agrupando las variedades de plantas meticulosamente.

 
   
Google
 

 
www.jardinyplantas.com ~ todos los derechos reservados