jardinyplantaslogo
Compartilo!
 

Diseño y mantenimiento

Inicio


 

Distintas especies de plantas para la restauración del jardín

El invierno es una de las mejores estaciones del año la restauración de un jardín ya nuestros árboles y plantas duermen y por ello podemos trasplantar, quitar o cambiar lo que queramos. Además, debido al frío de esta época, apenas utilizamos el jardín, por eso es buen momento para hacer una restauración.

restauracion-jardin-accesoriosLos paisajistas más experimentados aconsejan cambiar todo lo que no se encuentra en su ubicación acertada, mientras que incluyamos todo aquello que añoramos y pensamos que va a incrementar el disfrutar de nuestro jardín. Aprovecha ese momento para llevar a cabo aquellos proyectos que pensaste durante el año y no te atreviste a realizar. El frío no nos invita a pisar con demasiada frecuencia el exterior, por eso es un excelente momento para ponerlo todo patas arriba. Si sabes combinar bien las distintas especies, puedes disfrutar de variedades de tonos en todas las estaciones, incluido el invierno.

restauracion-jardin-fotoLo más común es pensar en las novedades que pondremos en el jardín. Por lo general, la gente intenta buscar especies que florezcan el máximo tiempo posible,  para no perder alegría en el exterior. Lograr un jardín que no pierda colorido en alguna estación es muy difícil. Para conseguirlo se recomienda incluir especies perennes como por ejemplo: Ealeagnus eibengii, Photinia Red Robin, Nandina doméstica o Rododendro, que no solo son especies sino también un estallido de color en primavera o plantas caducas con follaje de gran colorido para crear contrastes, son ideales el Berberis Atropurpurea nana y Prunus Pisardii, tanto arbustivo como arbóreo. Por lo general, en la restauración de jardín se suele seguir la norma de colocar una planta perenne por cada tres caducas, aunque podemos variar esta proporción en función de los resultados. Existen personas que prefieren un jardín constante durante todo el año, sin variaciones marcadas, mientras que otros prefieren un entorno que cambie de acuerdo a la estación del año.

Las plantas caducas suelen marcar más las estaciones en un jardín, y esto hace vivir el parque de una forma más intensamente. No existen muchas personas que sepan apreciar la belleza invernal u otoñal, que es la más fascinante. Si tenemos algún camino en el jardín que no esté delimitado le proponemos una idea muy original: colocar macizos y arriates de vivace.  Este tipo de plantas son las más grandes desconocidas ya que usualmente lo más común es optar por especies de temporada. Las opciones son interminables: Lirio japonés, Dedalera, Salvia, Aquilea, Delphinium, Girasoles, margaritas, claveles, malvones; combinarlas es cosa suya.

Si nos animamos, también podemos recurrir a accesorios tales como vigas de madera o piedras grandes para marcar bien los límites de ese sendero. Por otro lado, es raro no encontrar en un jardín alguna zona algo descuidada, ya sea porque está a la sombra casi todo el día o porque la hemos ido abandonando.

Para la restauración de jardín aconsejamos hacer un vaciado del terreno y aportar tierra ácida. Posteriormente, podemos plantar algún Camelio, unas Hortensias o un Rododendro, debido a que estas especies son acidófilas y amantes de la sombra. Luego, podemos ir añadiendo de a poco especies tales como Acanthus mollis o la Viola labradorica.

Árboles, Útiles y ornamentales

Tal como las plantas, los árboles también ofrecen un amplio abanico de posibilidades para diferentes objetivos. Una de las funciones del árbol es crear zonas de sombra y, a partir de la creación de esas formaciones, es posible realizar la restauración de jardín. Además, son elementos que provocan vistas o pueden ser puntos de atracción dentro de todo el conjunto. Es por esta razón que los árboles tienen una función útil y una función ornamental. Las copas de los árboles son de diversas formas diferentes: esféricas, pendulares, en forma de sombrilla o  de abanico. Estas diferentes formas nos ayudan en gran parte a crear diferentes efectos, además de diversas sombras. EL tamaño de los árboles se mide por su altura además del diámetro de su copa, por esto es posible encontrar ejemplares de árboles de más de 15 mts. O más pequeños de entre 10 y 15 mts. También hay que tomar en cuenta en la restauración de jardín la velocidad con la que los árboles crecen así podremos evitar posibles problemas de espacio o incluso problemas en el desarrollo y crecimiento del mismo. La velocidad de crecimiento se determina según la especie o variedad del árbol.

 
   
Google
 

 
www.jardinyplantas.com ~ todos los derechos reservados