jardinyplantaslogo
Compartilo!
 

Invernaderos

Inicio


 

Condiciones para la construcción de invernaderos

A medida que va pasando el tiempo, gradualmente, se ha ido produciendo un progreso con respecto a los invernaderos. Se ha pasado de los invernaderos comunes del tipo parral, con poca altura y materiales básicos de poca calidad a la gran variedad de construcción de invernaderos que hay en estos días. El invernadero es una estructura cuyo fin es buscar el clima ideal con respecto al clima que lo rodea, para que las especies que son cultivadas en su interior puedan desarrollarse y crecer de la misma manera que lo harían en un cultivo al aire libre.

construccion-invernadero-obreroPara ello se almacena una gran cantidad de aire en su interior con la mayor hermeticidad que sea posible para así lograr un mayor control climático y también podremos reducir al máximo la posibilidad de plagas y enfermedades. Para lograr que la hermeticidad que necesitamos debemos emplear materiales de construcción tales como para el montaje del invernadero, que sean lo más resistente posible ya que esto posee varias ventajas de las cuales una de ellas es que no permite que los insectos beneficios se tomen provecho del cultivo y además con esos mismo materiales podremos también realizar la construcción de un almacén, oficina, etc. La construcción de invernaderos debe cumplir una serie de condiciones para que se lleve a cabo. La primera de ellas es replantearse todos los planos realizados en el terreno señalado donde realizaremos el montaje y el lugar especifico de donde irán instalados los postes que lo sostienen.

construccion-invernadero-invernaderoUna vez que los planos sean estudiados en profundidad realizaremos con una perforadora los hoyos donde se alojaran dichos postes. Los hoyos deben tener una profundidad de al menos 1,2 – 1,5 mts, y un diámetro que va a variar dependiendo del tipo de invernadero que queramos instalar. Posteriormente los postes serán introducidos en los hoyos correspondientes y luego, para su mayor fijación, debemos rellenarlos con hormigón. Una vez que tengamos los postes instalados podremos pasar a la colocación de todo el resto del invernadero; los arcos, el emparrillado, las canillas y por ultimo es importante que realicemos una nivelación del terreno. Actualmente el montaje de invernaderos presenta dos sistemas para sostener el plástico y la estructura contra las lluvias y las acciones del viento de una manera más firme; una es la Contrazapata con refuerzo lateral y la otra es la cerca con refuerzo frontal. Los materiales para cualquiera de los dos sistemas son los mismos: acero unido por tornillos de acero ya que presentan una resistencia que otros materiales no la tienen.

Materiales y accesorios para invernaderos

Cuando la construcción del invernadero esté terminada ya podremos empezar a preparar el suelo para realizar las plantaciones que deseamos. Para ello, se debe colocar una capa de abono puro, en lo posible que sea de oveja, homogéneamente sobre el terreno en una dosis de más o menos 50 toneladas por cada hectárea que estará plantada y debe ser de unos 2 cm de espesor, aproximadamente. Encima del abono aplicaremos una capa de arena granulada comprendida entre 2 y 6 mm de diámetro Y con un espesor de 10 cm esparcidos por la parcela. Para diámetros que sean mucho menores esta arena perderá su capacidad de aislamiento y va a provocar el descenso del agua y su pronta evaporación. La ventilación dentro de un invernadero es el factor que mas influye el desarrollo del cultivo en su interior. Suele realizarse por medio de ventanas que poseen un sistema de apertura mediante ejes de tubos fabricados con acero que actúan como barras de mando y cierres que accionan y a su vez soportan la ventana. Esto produce que las ventanas puedan abrirse desde el canalón de medio arco o desde la cumbrera.

Cuando se trata de la construcción de un invernadero múltiple generalmente la ventilación es alterna. Consiste en aperturas por medio del sistema que explicamos antes: Una ventana cenital dentro de un túnel y en el siguiente no. De todas maneras existen varios tipos diferentes de ventilación. Las puertas es otro de los accesorios más importantes que necesitamos a la hora de llevar a cabo el montaje de un invernadero. En los diseños actuales se están instalando unas puertas dobles que facilitan mucho la entrada de vehículos y a su vez, el material por el que están construidas, evita que los insectos y plagas puedan instalarse en el cultivo.

Tanto la puerta interior como la exterior poseen un sistema de apertura que facilita enormemente el trabajo a los operarios. Las puertas exteriores van montadas sobre carriles, ya que son más pesadas y totalmente herméticas,  y tienen un sistema por el cual los trabajadores pueden ingresar abriéndose solo una pequeña parte de la puerta. En el caso de que algún vehículo pesado deba entrar en el invernadero la puerta exterior se abrirá por completo.

 
   
Google
 

 
www.jardinyplantas.com ~ todos los derechos reservados