jardinyplantaslogo
Compartilo!
 

Jardin

Inicio


 

Características de la maquinaria de jardín

Para mantener el prado se utiliza una maquinaria de jardín especial, que podemos separar según su función en maquinaria y equipos para tratamientos plaguicidas, para el mantenimiento de árboles y palmeras (máquinas y equipos de acceso y engarce,  máquinas complementarias), para el mantenimiento de césped y prados: rodillos alisadores, equipos distribuidores, cortacéspedes, equipos de aireación en profundidad y equipos de limpieza.   La maquinaria de jardín que se utiliza para controles plaguitas debe estar debidamente homologada con la marca CE.

maquinaria-jardin-tiposDeben usarse equipos específicos, ya que son capaces de poder realizar un tratamiento fitosanitario con toda la garantía de seguridad y calidad. Las maquinarias de jardín deben cumplir ciertos requisitos de seguridad: el ventilador y la toma de fuerza tienen que traer una protección que impida que entren en contacto con las partes móviles, debe llevar instalada una válvula anti-retorno en la conducción de aspiración para llenar el depósito a partir de un tanque o similar, hay que disponer de unos 10-15 litros de agua limpia durante el tratamiento. Esto, si se utilizan tractores.

También pueden usarse mochilas de tratamiento, para parques de menor tamaño. Para el mantenimiento de árboles y palmeras se pueden utilizar sierras mecánicas, tijeras neumáticas, sierras mecánicas de percha como maquinaria de jardín, pero también puede ser un mantenimiento manual, utilizando sierras de mano y tijeras de podar. Las hojas cortantes tienen que estar bien afiladas y desinfectadas con formulaciones expresamente autorizadas para la desinfección de herramientas de poda, o bien con productos alternativos, por ejemplo lejía doméstica diluida al 8% o alcohol etílico de 96-97º. Esta desinfección se tiene que hacer a menudo; como mínimo cuando se pasar de un árbol a otro, al acabar la jornada y sobre todo cuando se encuentren podredumbres o similares. También se usan equipos de engarce o de acceso, cuando por las características del árbol no permiten podarlo de forma normal: en el engarce en árboles y palmeras no se tienen que utilizar en ningún caso espuelas o elementos similares que puedan estropear la corteza o la superficie del tallo.

Maquinaria de jardín para árboles y césped

Se debe utilizar máquinaria de jardín o equipos que garanticen la seguridad del podador y que sean inofensivos para los árboles y las palmeras; tienen que estar debidamente homologados. Para acceder al árbol, siempre es preferible el uso de elementos externos; en ningún caso se tienen que utilizar equipos de engarce sujetados únicamente en el árbol si no hay una certeza absoluta de su seguridad. Otras máquinas para esta actividad se juntan en las “complementarias”: son las máquinas que complementan los trabajos de mantenimiento de árboles y palmeras: el equipo de trituración, los camiones para las máquinas de acceso y los de recogida de restos de poda. La maquinaria de jardín más conocida es la de mantenimiento de césped y prados: los rodillos alisadores están disponibles en diversos pesos para que se adecuen a las particulares condiciones climáticas y del suelo.

Los rodillos alisadores vacíos permiten introducir un lastre variable en su interior, el peso y la distribución del cual tienen que estar de acuerdo con la fórmula de Merino. Se utilizan, como su nombre lo indica, para alisar el suelo y evitar irregularidades en él. Otra maquinaria de jardín asociada a esta es la que tiene la finalidad de diseminar semillas, fertilizantes o aportaciones superficiales: son los equipos de distribución. Los distribuidores de sólidos pueden actuar mediante diferentes sistemas: agitador, disco giratorio y correa. En cualquiera de los sistemas utilizados, la precisión y la uniformidad de la distribución depende en buena parte de la habilidad del operador. Los distribuidores de apertura son más precisos y menos eficientes que los de disco giratorio.

maquinaria-jardin-cespedÉstos últimos presentan problemas de uniformidad en la distribución con materiales de diferentes tamaños y pesos y por eso no son recomendables en estos casos. Las máquinas de cortar pasto (o cortacéspedes) se clasifican según el mecanismo de corte, sistema de propulsión, la situación del sistema de corte en la máquina, el sistema de recogida y el tipo de motor.

A la hora de comprar un cortacésped, hay que tener en cuenta el intervalo de alturas posibles en que se pueda ajustar el corte, la uniformidad y limpieza, presencia de un recolector para los restos de la siega, disposición de los restos de la siega por encima del césped. Tienen que tener un motor de combustión de 2 o 4 tiempos, y la potencia de la máquina tiene que responder a la superficie que hay que segar: las segadoras helicoidales y las rotativas de 4 tiempos se tienen que usar en superficies con una pendiente que no sobrepase el 20%.

La maquinaria de jardín de aireación en profundidad permiten la sustitución y la mejora progresiva del suelo y favorecen la penetración del aire, del agua y de los nutrientes en la capa de enraizamiento del suelo. Las áreas de césped se pueden barrer y limpiar de forma manual o mecánica. Los cepillos de los equipos de limpieza mecánicos no tienen que ser abrasivos para las hojas; preferentemente tienen que ser de goma o caucho.

 
   
Google
 

 
www.jardinyplantas.com ~ todos los derechos reservados