jardinyplantaslogo
Compartilo!
 

Plantas

Inicio


 

Usos de las plantas venenosas

Es cierto que la mayoría de las plantas suelen inspirar sentimientos hermosos en cada uno de nosotros y esto explica el por qué de todo el tiempo dedicado en jardines, tratando de que estos luzcan perfectos y se conviertan en fuentes de inspiración para los miembros de la familia y quienes los observe. Pero las plantas de habitan en la vegetación de nuestros fondos puede contar con algunas particularidades; ¿Nos hemos preguntado alguna vez si tenemos plantas venenosas?, desde la antigüedad ellas fueron fuente de alimentación, nos daban sus frutos, hojas, raíces y tallos, fuentes indiscutidas de nutrientes.

plantas-venenosas-venenoSin embargo el proceso de adaptación de las plantas, con el correr de los años, ha cambiado su proceso metabólico haciendo que los vegetales desarrollen componentes que son tóxicos para nuestra salud, de allí el nombre de “plantas venenosas”. Aunque cueste creerlo, el hombre siempre se ha sentido atraído por el uso de plantas venenosas ya que obtenían varios beneficios de ellas, entre ellos, la fabricación de potentes venenos que eliminaban a sus enemigos o la confección de flechas utilizando la madera del tejo con la que producían heridas mortales.

plantas-venenosas-sarpullido La cicuta, probada en carne propia por el mismísimo Sócrates; el juego de las semillas del ricino, etc; todas estas drogas mortales proviene de plantas venenosas, antes utilizadas contra los seres humanos, mientras que hoy muchas de ellas se emplean para eliminar especies de animales que podrían convertirse en peligrosas plagas. La estricnina es un alcaloide que se obtiene de especies de plantas del género Strychnos, se emplea mayormente en la fabricación de raticidas y para eliminar zorras de caza que compiten por las presas de los cazadores. Las plantas venenosas no solo han interesado por llevar consigo componentes mortales, misteriosos, mágicos o narcóticos, sino que muchas de ellas tienen la particularidad de convertirse en drogas medicinales si saben manipularse correctamente; en infinidad de guías fitoterapeúticas aparecen multitud de remedios que poseen como base en muchas de sus fórmulas el uso de plantas venenosas.

Daños que pueden provocar las plantas venenosas

Como muchos de nosotros estamos acostumbrados a tener hermosos jardines con flores y diversos colores, es muy poco probable que estemos entrenados para reconocer la aparición de alguna planta venenosa; hay un refrán que dice “las plantas venenosas tienen tres hojas deben evitarse”. La hiedra venenosa, una de las más conocidas en la clasificación, se reconoce justamente siguiendo este refrán; este vegetal suele causar un sarpullido muy desagradable, algo muy experimentado por quienes andan a caballo, acampando o por excursiones; todas las plantas venenosas contienen un aceite que causa reacción alérgica en la piel.

El sarpullido es una de las consecuencias que podemos divisar al haber estado en contacto con esta planta, debemos evitar las riberas arenosas, pedregosas o rocosas de los arroyos y los ríos como los matorrales ya que allí se esconden. Las hojas del grupo suelen ser similares en cuanto a tamaño (media y dos pulgadas de largo), los bordes pueden tener muescas pequeñas o ser regulares, en cuanto a su color decimos que son brillantes cuando brotan y se vuelven rojas en otoño.

La causa de que aparezca el sarpullido se debe a que el aceite que contiene este tipo de planta venenosa posee compuestos químicos que son poderosos alérgenos; dicho síntoma o consecuencia se caracteriza por abultamientos y ampollas rojas que pican y se hinchan, notaremos que aparecerán en donde el aceite haya tocado la piel. La mejor forma de tratar esta patología  es descubrirla lo más rápido posible, luego lavaremos la zona afectada con jabón neutro y agua fresca y siempre mantendremos el área limpia, fresca y seca; lo más importante aquí es evitar rascarse.

Los casos de sarpullido provocados por las plantas venenosas son sumamente incómodos pero no constituyen una amenaza para la salud, existen varios tipos de medicamentos que no necesitan receta y pueden ayudarnos a conseguir alivio: Benadryl, crema de hidrocortisona y el Caladril, son algunos de los productos más recomendados. También podemos aliviar la comezón aplicando compresas frescas o sumergiendo la zona de la piel afectada en agua fresca con bicarbonato de sodio durante algunos minutos; debemos preocuparnos si además del sarpullido presentamos: fiebre, dificultades para respirar, ganglios hinchados y ampollas.

 
   
Google
 

 
www.jardinyplantas.com ~ todos los derechos reservados